14/4/2019

«Cualquier gobernante tiene pulsiones autoritarias, está en la naturaleza del cargo. En lo frecuente de su contención se establecen las jerarquías de lo impositivo. Habitar la democracia obliga a cuidar de su herramienta más importante, la información. En ella está o se esconde la salud de un gobierno. Sin embargo, cuando es demasiado fácil adjudicarle nociones a la realidad, conviene alejarse de la definición inmediata. Más que autoritario hacia la prensa, el presidente mexicano es profundamente ignorante de cuál es su función. Tanto, que no parece darse cuenta de que en su posición no tiene derecho a ese desconocimiento.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.