1/8/2020

«Gobiernos previos habían apostado por esa disfuncionalidad funcional que hoy se decantó a un solo lado. La opacidad que tanto daño ha hecho se transformó en admisible bajo la idea de que si lo opaco es políticamente mayoritario, el conflicto desaparece por confianza y osmosis. Así, desde obras públicas al manejo de una crisis de salud sin precedentes, importa más lo que se dice de algo, aunque se pruebe falso, que la falsedad protegida. El convencimiento sobre la existencia se estableció más relevante que la existencia.»

Dar click en el texto para seguir leyendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.