Milenio. 13/1/2018

«Izquierdas, derechas, el oficio periodístico, la clase política y la educación pasan por la cuchilla de Maruan, quien va diseccionando los temas con ese filo cuya herencia no puede ocultar hasta frenar al lector de improviso con una confesión con dos ejes, la de que gracias a las labores de un adivino cayó en la cuenta de nuestros temores a la muerte y gracias a una gitana descubrió algunas de las perversiones nacionales. «El país se parece al tipo que va en busca de la gitana porque quiere saber qué rumbo seguir y se deja llevar por lo que cree que puede ser, sus ambiciones se encuentran en sus anhelos».»

Dar click en el texto para seguir leyendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.