SafariScreenSnapz00128/3/2016

En ciertos momentos, podríamos detenernos a revisar si lo que nos preocupa no es en realidad, la avanzada de temores menos prontos aunque más profundos y severos. Se ha dicho mucho de las imposibilidades prácticas del discurso de ese mentiroso de visera rubia, que despotrica contra mala y santa. De cómo, en el camino a la búsqueda de la presidencia de los Estados Unidos, Trump irá cambiando de posturas de la misma forma en que ya lo ha hecho sin que eso pida restarle cuidado.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.